6 años de reflexiones

macro

Llevo en el mundo online muchos años y si algo he aprendido es que para que algo dure tiene que gustarte. Nada que hagas por obligación al final será una buena idea y este insignificante blog es un ejemplo de ello.

Hace seis años que empecé a escribir en él y no han sido pocas las veces que he pensado en cambiarlo, girar su temática o ponerme ciertas metas al igual que hago en mi trabajo pero cada vez que lo intentaba me daba de bruces con algo: No quería que fuera una responsabilidad u obligación. Durante un tiempo fue un lugar de reflexiones largas; más tarde pasó a ser el diario de mi Proyecto Fin de Carrera; en un momento dado un sitio donde recopilar los libros que leía y a partir de ahora… quién sabe.

Leo blogs como Error 500 o Incognitosis y pienso que me gustaría crear algo así pero también que quizás ahora no es el momento. Tengo claro que por encima de todo me gustaría que esto fuera un sitio en el que escribir cuando me apetezca sin corsés: pensamientos, fotografías, libros que leo…

Hace poco leía la reflexión de mi amigo SamFdz sobre algo similar y el consejo que le daba era el que sigo yo mismo: en tu blog, en tu blog personal, haz lo que te apetezca porque si no es ahí, ¿dónde?

Lo malo, que quizás este año no sea el que más escriba aquí, como no lo fue el pasado. Lo bueno, que seguiré escribiendo lo que me apetezca y con suerte habrá un nuevo aniversario que celebrar.

Twitter Facebook Google+

0 comentarios