El año en que me salté el Invierno

Fer-en-Diciembre

En Florida las cosas son muy diferentes a España, ya he hablado de algunas cosas como la arquitectura o la comida, pero aún me quedaba una de las más importantes: El Clima.

Lo primero que me llamó la atención de Florida es que el verano es muy diferente de Huelva o Sevilla, que es donde había vivido hasta ahora. Aquí hace más sensación de calor por la humedad, pero a la vez llueve muchísimo, ya que es la época de los huracanes, y eso significa que llueve casi a diario, sobre las 5 de la tarde. Puntualidad británica, extrañamente.

Además, el que llueva pero la temperatura no baje en todo el día de los 27 ó 28 grados hace que se viva con el aire acondicionado permanentemente puesto, durante todo el verano… y casi durante todo el año.

Esta entrada está siendo escrita el 4 de Diciembre, y ahora mismo la máquina de aire acondicionado está en marcha. No es como en verano que hay que dejarla las 24 horas del día, pero no es raro el día que salta en algún momento, sobre todo al volver del gimnasio.

Esto hace que la expresión “no sé en qué día vivo” evolucione a “no sé en qué mes vivo”, y es que la impresión que tengo es que este verano está siendo extremadamente largo.

Me han comentado que las temperaturas no bajarán mucho más y que en febrero de nuevo estaremos pensado en ir a la playa. Y parece exagerado, pero la imagen fotografía me la tomaron en un viaje hace unos días.

2012 fue el año en que me salté el invierno.

Twitter Facebook Google+

0 comentarios