Las noticias y las relaciones en un mundo 2.0

Day 97 - News Junkie - margolove

Cuando Internet comenzó era uno de los múltiples desarrollos militares que tenían lugar en los EEUU. Se denominaba Arpanet. Cuando pasó a ser civil cambió su denominación a Internet y en los últimos 10 años su crecimiento ha sido imparable.

Hubo un momento en el que renegué de Internet, no le veía el sentido. Corría el año 1998 si mal no recuerdo. Once años después las cosas han cambiado mucho. Y no hablo sólo de la posibilidad de la búsqueda y el accceso a la información que permite, sino el tremendo cambio que se da con lo que se ha denominado web 2.0. La principal diferencia es que ha llegado un momento en el que la red cambia la forma de hacer las cosas.

No voy a romper una lanza en apoyo de una nuevo paradigama que invoque a las nuevas mentes lúcidas o gurús de la nueva tecnología. La web 2.0 no es sino una nueva forma de hacer lo mismo que antes. La cuestión no es lo que haces, sino cómo lo haces.

Siempre he sido una persona a la que le mata sobremanera perder el tiempo. Si puedo hago dos o tres cosas a la vez (un amigo dice que soy multitarea). Pues lo que nos permiten las nuevas herramientas es hacer las mismas cosas de forma más productiva.

Actualmente sigo en contacto con mis amigos, pero no uso el teléfono o los sms, no digo ya el correo postal. Son las redes sociales (facebook, Tuenti, myspace…), el blog (Blogger, wordpress,…) y el microblogging (Twitter) los que están llevando a cabo ese cambio.

Este ha sido el mayor cambio. Un servicio mezla de Mensajería Instantánea, blog y red social que ha sido capaz de transgredir las fronteras de la Realidad Virtual y meterse de lleno en la Realidad Real.

Ha llegado un momento en el que me entero de las noticias porque un amigo me lo ha comentado de una de esas formas y no porque lo haya escuchado en la radio o la televisión o porque lo haya leido en un diario, aunque sea online. Incluso la radio ha muerto para mi.

Ahora escucho podcasts personales, sobre tecnología, o incluso de programas de radio, pero en este formato por una razón muy simple: no me obligan a escucharlo en un momento determinado. Igual que el entretenimiento audiovisual.

No espero a que una cadena de televisión emita una serie para verla, cuando puedo verla online y en versión original si así lo quiero.

El último paso de importancia ha sido la adopción por parte de las grandes operadoras de telefonía móvil de verdaderas tarifas planas mensuales a un precio asequible que hace que, potencialmente, estemos online 24 horas.

Ahora la cuestión es, ¿Cual será el siguiente paso?

Twitter Facebook Google+

0 comentarios